Acción colectiva de objetores y objetoras de conciencia

Porque no está en la naturaleza de todos participar en la guerra

Objeción de conciencia

¿Qué es objeción de conciencia?

La objeción de conciencia es el derecho que tenemos los individuos de no acatar, rechazar o rehusarnos a mandatos que entran en contradicción con nuestras creencias por considerarlas contrarias a nuestra conciencia.

A lo largo de la historia se han presentado hechos relacionados con personas que se han negado a obedecer una orden o una ley. Su negativa se basa en el derecho a la autonomía, es decir, el poder y la libertad que se posee para decidir sobre sí mismo así esto implique una abierta desobediencia a la institución, organización o estructura que pretende imponer la orden o la ley.

Para algunos objetores de conciencia, un mandato específico que entra en contradicción con sus creencias es el enlistarse en un ejército. Los objetores no violentos exponemos razones de tipo ético, político, filosófico, religioso y humanitario para argumentar nuestra imposibilidad de cumplir con la obligación de prestar el servicio militar o participar en cualquier tipo de ejército.

Quienes decidimos no prestar servicio militar, nos situamos en una posición de poder en la que no podemos ser vistos como inferiores ante el Estado o el gobierno que trata de obligarnos, y por lo tanto, nuestro derecho a la desobediencia debe ser respetado o por lo menos se debe abrir la posibilidad de un diálogo entre quienes nos hemos declarado objetores y quienes no aceptan la objeción.

 

¿Quién es objetor de conciencia?

Somos objetores de conciencia aquellos quienes, con razones sustentadas en nuestra conciencia, decidimos rechazar cualquier ley o práctica. Cada uno de nosotros decide qué mandato, orden o ley entra en contradicción con nuestra conciencia y por lo tanto OBJETAMOS.

Para algunos objetores, la guerra es algo que va en contravía con a sus creencias, por lo tanto deciden rechazarla y rehusarse a participar en ella. En este sentido, somos muchos quienes hemos objetado al servicio militar obligatorio, a las ideas que favorecen la guerra (militarización) y a pagar impuestos para la guerra.

Los objetores de conciencia al servicio militar obligatorio, rechazamos prestar o apoyar este servicio basados en razones de tipo ético, político, filosófico, religioso y humanitario. Si bien este rechazo puede manifestarse de distintas formas, la propuesta de ACOOC consiste en hacer públicas estas razones y buscar que sean reconocidas.

 

¿Quién no es objetor de conciencia?

Determinar quién es o no objetor de conciencia es difícil, dado que no existe un mecanismo para explorar la conciencia de cada individuo y determinar si está actuando de acuerdo a esta. En ese sentido, cada persona está en la capacidad de revisar sus creencias y, con base en ellas, tomar la decisión de objetar o, por el contrario, aceptar el mandato, orden o ley que le ha sido impuesto.

¿Cuándo se puede ser objetor de conciencia?

Puedes ser objetor de conciencia en cualquier momento, si ya has tomado la decisión. Por ejemplo, a un joven que a los 14 años decide no jurar bandera en el colegio y declara su posición de manera formal, se le deberá respetar esta opción. De igual forma, si una persona, a los 14 años de edad, decide que no prestará  el servicio militar y quiere iniciar un proceso para sustentar sus razones y declararse públicamente objetor lo puede hacer.

5 Momentos claves para declararte Objetor de conciencia al servicio militar obligatorio

Gracias a la experiencia de distintos objetores de conciencia, hemos identificado estos cinco momentos claves en los cuales puedes declararte objetor de conciencia al servicio militar obligatorio; sin embargo, si se presentara un momento distinto, también puede ser posible objetar, cada caso es particular.

  • A los 17 años, edad en la cual la Ley 48 de 1993 establece que los jóvenes deben presentarse para iniciar los trámites para definir su situación militar.
  • Mientras estás cursando grado 11º de educación básica secundaria.
  • Si ya has sido reclutado, puedes objetar dentro del distrito militar o batallón donde has sido incorporado.
  • Si prestaste servicio militar obligatorio y eres reservista, puedes también declararte objetor y dejar esa condición.
  • Si eres soldado profesional y no quieres continuar con esta carrera.

 

Normativa nacional

La objeción de conciencia es un derecho que ha sido reconocido en la Constitución Política de Colombia. El artículo 18 de la Constitución afirma que “se garantiza la libertad de conciencia. Nadie será molestado por razón de sus convicciones o creencias ni compelido a revelarlas ni obligado a actuar contra su conciencia”.

Recientemente, la Corte Constitucional de Colombia, en la sentencia C-728 de 2009, determinó que la objeción de conciencia es un derecho fundamental derivado de la libertad de conciencia: “Para la Corte, a partir de una lectura armónica de los artículos 18 (libertad de conciencia) y 19 (libertad de religión y cultos) de la Constitución, a la luz del bloque de constitucionalidad, es posible concluir que de los mismos sí se desprenden la garantía de la objeción de conciencia frente al servicio militar obligatorio”.

La Corte también señala que “no es razonable obligar a una persona a prestar el servicio militar, cuando los fines imperiosos que se buscan por tal medio, como retribuir a la patria los beneficios recibidos, contribuir a la protección de la Nación y el Estado, así como propiciar la cohesión social, son fines constitucionales que pueden conseguirse por otros medios. No es necesario que sea mediante la prestación del servicio militar, que, en el caso de los objetores de conciencia, plantea un conflicto muy profundo entre el deber constitucional y las convicciones o las creencias que profesan”. Esto implica que el Estado y sus funcionarios están en la obligación de promover, respetar y garantizar este derecho.

Así mismo, la Corte le ha pedido al Congreso de la República regular este derecho. Varios partidos y congresistas han presentado propuestas para determinar cómo debe ser aplicada la objeción de conciencia. A continuación te presentamos algunas de estas iniciativas:

 

Normativa internacional

La objeción de conciencia al servicio militar ha sido un tema trabajado en distintos organismos internacionales. Uno de los más importantes ha sido la Organización de Naciones Unidas – ONU, específicamente la Comisión de Derechos Humanos, ahora Concejo de Derechos Humanos. Este organismo ha emitido resoluciones que han servido de marco para la interpretación de este derecho.

De igual forma, el Comité de Derechos Humanos, organismo encargado de supervisar la aplicación del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, se ha pronunciado acerca de la objeción de conciencia en sus observaciones finales. Tal es el caso de Min-KyuJeong et al. vs. República de Corea, donde el Comité expresó que la objeción de conciencia al servicio militar obligatorio “es inherente al derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión”.

Para ampliar la información puedes consultar el documento de “Normas Internacionales sobre Objeción de Conciencia al Servicio Militar”, elaborado por Rachel Brett.

 

En el 2010, el Comité de Derechos Humanos, en sus observaciones sobre el informe presentado por el Estado colombiano, expresó:

“22. El Comité nota con agrado la sentencia de la Corte Constitucional C-728 de 2009 que exhorta al Congreso para que éste regule la objeción de conciencia frente al servicio militar, lo cual denota un avance en la implementación de la recomendación anterior emitida por el Comité en 2004 (CCPR/CO/80/COL, párr. 17). Al comité, sin embargo, le preocupa aún la falta de avances en realizar los cambios legislativos necesarios par reconocer la objeción de conciencia (…)”. Comité de los Derechos Humanos: 7-8.

Tel. (571) 560 5058 || Cel. 316 820 8709
Cr. 19 # 33 A - 26/1 || Bogotá, Colombia
objecion@objetoresbogota.org

Nombre:

E-mail:

Mensaje:

{Enviar}